sábado, 4 de julio de 2009

La gripe A causa confusión en Argentina y avanza en Bolivia

La gripe A causa confusión en Argentina En Argentina se ha instalado la confusión en parte de la población ante la falta de medicinas para combatir la gripe A, que ya ha cobrado al menos 52 vidas. El número de casos de influenza A H1N1 en Bolivia aumenta a un ritmo de 50 por día y hasta el viernes se informaron al menos 319 infectados.

El jueves, Juan Manzur, el nuevo ministro de Salud argentino, señaló que en el país podría haber 100.000 casos de gripe porcina, lo que representaría el número más alto de infectados en el mundo. Sin embargo Manzur aclaró que esos datos eran estimativos, ya que era el número de personas que habían presentado síntomas compatibles con la gripe A, pero a la mayoría no se les había realizado la prueba para confirmar la presencia del virus.

Los casos confirmados con pruebas científicas son cerca de 2.800, señaló el funcionario. No obstante, el último parte oficial del ministerio –cuyos datos usa la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer sus estimaciones– sigue mostrando las cifras del viernes último, cuando se hablaba de 1.587 casos y 26 muertes.

El gran aumento en el número de infectados generó acusaciones de que las autoridades escondieron la gravedad de la pandemia en Argentina por motivos políticos.

La gran preocupación de muchos argentinos es la falta de antivirales para combatir la gripe. A comienzos de la semana, el jefe de Gabinete del gobierno, Sergio Massa, que preside el comité de crisis creado por el gobierno para controlar la pandemia, informó que a partir de ahora las autoridades sanitarias tratarían con antivirales a todo paciente sospechoso de tener la enfermedad.

En tanto el laboratorio Roche, fabricante del principal antiviral utilizado para combatir la enfermedad, el oseltamivir (conocido comercialmente como Tamiflu), señaló que el medicamento estaría disponible en las farmacias esta semana.

El anuncio de Roche generó un ola de consultas en las farmacias y muchos temen que cuando el producto llegue, se agote antes de que pueda alcanzar a quienes más lo necesitan, tal como está ocurriendo con los tapa bocas y el alcohol en gel.

Según algunos proveedores, provisiones pensadas para durar dos meses se están acabando en cuestión de horas en algunas farmacias.

En tanto, las autoridades han pedido a la población que no haga acopio. "Hay que ser responsables", pidió Manzur. Según el gobierno, el Estado cuenta con dos millones de tratamientos de Tamiflu para hacer frente a la pandemia.

Temor

La preocupación de que el brote de gripe A es peor de lo que advertían las autoridades y la sensación de que la pandemia está fuera de control en Argentina, explica por qué muchas personas han salido a buscar soluciones por cuenta propia.

Muchos temen no tener acceso a los medicamentos dentro de las primeras 48 horas de la enfermedad, cuando los antivirales hacen más efecto. Asimismo, existe gran preocupación entre las personas que pertenecen a grupos en riesgo –como embarazadas, asmáticos, o personas inmunodeprimidas– que son más susceptibles de sufrir complicaciones por el nuevo virus.

Mitos y realidades

Al tiempo que hacen hincapié en la necesidad de prevenir el contagio y aumentar las medidas de contención, los expertos en salud reiteran la necesidad de no sobredimensionar la gravedad de esta nueva enfermedad.

En ese sentido, recuerdan que en 2008 la gripe estacional infectó a 1.200.000 personas y se cobró la vida de 3.600 en Argentina.

En tanto, el doctor Pablo Bonvehí, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y miembro del comité de crisis del gobierno, recordó que la mayor parte de las personas que contraen el virus H1N1 se cura, sin inconvenientes.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner también apeló a la calma de la ciudadanía y reclamó a los medios "no generar pánico en la gente".

Gripe H1N1 avanza en Bolivia, 319 infectados

El número de casos de influenza A H1N1 en Bolivia aumenta a un ritmo de 50 por día y hasta el viernes informaron de al menos 319 infectados, informó el viernes una autoridad sanitaria.

La enfermedad, que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar una pandemia, se propagó a siete de los nueve departamentos del país andino y aunque todavía no ha causado muertes, tres ciudadanos bolivianos infectados están internados de gravedad.

Si bien Bolivia fue uno de los últimos países en la región en confirmar infectados por la nueva cepa del virus, sólo en la última semana los casos aumentaron de 59 a 319.

A nivel nacional, Santa Cruz es el departamento con más casos al sumar 219 infectados. Le siguen La Paz y Cochabamba con 41, Oruro con nueve, Chuquisaca con cuatro, Tarija con tres y Potosí con dos. Los departamentos nororientales del Beni y Pando aún no confirmaron casos.

Las ciudades de La Paz y Cochabamba publicaron el viernes ordenanzas municipales que obligan a los trabajadores públicos y privados a usar mascarillas e, incluso, guantes quirúrgicos, para prevenir la expansión de la gripe.

Sé el primero en comentar

Seguidores

CC 2.5 Nueva Gripe A H1N1.   ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP