lunes, 24 de agosto de 2009

La conspiración ante la Gripe A: nuevas teorías, las mismas dudas

La conspiración ante la Gripe A: nuevas teorías, las mismas dudas¿Nadie se pregunta cuántos muertos se producen al año por gripe común? Sabía usted que se estiman en unos tres mil, según, por ejemplo, el director del Centro Nacional de Gripe (Valladolid), Raúl Ortiz de Lejarazu. Más que el sida. Muertes en las que no nos hemos fijado porque no tenían rostro. O no los han ocultado.

Aunque entre determinados responsables políticos se está hablando de otra cifra mayor aún: ocho mil defunciones al año tan sólo en España. La Organización Mundial de la Salud calcula que cada año mueren entre medio millón y un millón de personas por la gripe común en todo el mundo.

Son cifras complejas, eso sí, porque la infección o enfermedad subyace en otras defunciones, como las causadas por las neumonías. En EEUU, los Centros de Control de Enfermedades atribuyen unas 40.000 muertes al año de media a la gripe común.

¿Por qué la gripe común no es una pandemia?

En España, el Instituto Nacional de Estadística registró el año pasado como directamente atribuibles a la gripe común 74 defunciones, pero se calcula que esta infección influye, según los médicos, en unos 3.000 fallecimientos al año, porque básicamente empeora otras enfermedades, lo mismo que esta ocurriendo con la gripe A. La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha hablado directamente de mucho más: 8.000 muertes al año.

¿Por qué no estamos hablando entonces de pandemia? ¿Por qué, cada invierno, no hacemos de la gripe común alarma informativa? Y eso que con la Gripe A, según la ministra, nos movemos ante "predicciones al menos similares". Eso es: una previsión de muertes por Gripe A en España entre 2.000 y 8.000 casos. Los mismos que la gripe común.

Aunque la ministra partía de la comparación con el Reino Unido, el país europeo más atacado por el virus, en donde tienen ya 10.000 casos, y 31 fallecimientos, aunque la predicción de mortalidad ante el próximo invierno se ha establecido entre 18.000 y 63.000 personas.

Aún así, Marciano Sánchez Bayle, médico y presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, por ejemplo, lo tiene claro: con pandemia o sin ella, nos movemos en un escenario alarmista y mediático. Es buena la prevención, pero no el miedo.

Brotes verdes de conspiración

Dice Sánchez Bayle: "Hay un contexto social favorecedor: vivimos un momento de crisis, y la historia nos enseña que en estas situaciones se propagan más fácilmente las ideologías milenaristas y las construcciones de grandes pánicos ante amenazas, reales o ficticias. Por otro lado, es evidente que una población atemorizada es mas fácilmente manipulable, y que mientras la gripe aumenta su protagonismo disminuye el de los problemas sociales relacionados con la crisis".

Todas estas, son preguntas y respuestas que se lanzan en la red ante la cercanía del próximo otoño y el alarmismo ante la gripe A. En internet, básicamente, vuelven a circular, reescritas y revisadas, brotes verdes de la conspiración y del tamiflu en torno a la Gripe A.

Las teorías se renuevan, apuntando a los iluminati, a Donald Rumsfeld, al presunto asesinato de Obama, experimentos militares bacteriológicos, reducción de la población mundial o cortina de humo ante la crisis, pero ante todo incrédulas sobre todo ante el negocio farmacéutico con el antiviral y las nuevas vacunas en experimentación. Necesitábamos una gripe nueva a fin de que las multinacionales farmacéuticas pudieran seguir prosperando.

Mientras el virus H1N1 prosigue su expansión por el hemisferio sur del globo y sus cepas se preparan a mutar el próximo otoño en el norte, los ejecutivos de las grandes multinacionales farmacéuticas, se frotan las manos con el incremento exponencial del precio de sus 'productos milagro' contra la gripe A.

Están en juego más de 4.000 millones de euros, que es la cifra que los Gobiernos de los principales países del mundo pagarán por las dosis de la nueva vacuna, cuyo coste oscila entre cinco y diez dólares por unidad.

¿Quién se enriquece?

Según un reciente informe del banco de inversión JP Morgan, hasta el momento, los principales gobiernos mundiales han confirmado pedidos de más de 600 millones de dosis de la vacuna -que supuestamente estará disponible para su uso en diciembre-, cuyo valor está estimado en 3.100 millones de euros. A ello hay que sumar los pedidos posteriores, además de los que vengan procedentes de otros países emergentes.

La suiza Novartis, que ya ha confirmado unos pedidos de 170 millones de dosis ¿por aproximadamente unos 750 millones de euros?, y la británica GlaxoSmithKline (GSK), con 166 millones de pedidos confirmados, son las que más negocio registrarán. Sanofi Aventis, AstraZeneca, Baxter y CSL son las otras farmacéuticas que están en fase de experimentación de la vacuna, al igual que la española Rovi. En España, el Gobierno ha asegurado que adquirirá por lo menos 37 millones de dosis, de las cuales 22 millones se las comprarán a Novartis España y el resto a GSK, para inmunizar al 40% de la población. La inversión total será de 266 millones de euros.

Pero mientras se espera a los inyectables, las farmacéuticas siguen haciendo caja gracias a las ventas de sus antivirales. Roche es una de las que más ha notado en sus cuentas de resultados la alerta sanitaria gracias al incremento de las ventas de Tamiflu, su medicamento antiviral. Éste y el comercializado por GSK, Relenza, son los dos únicos fármacos que hasta ahora han demostrado ser eficaces contra la ya famosa gripe A.

La farmacéutica suiza, en el ojo del huracán de todas las teorías conspiratorias, facturó un 9% más en el segundo trimestre de 2009 gracias a las ventas del Tamiflu. En concreto, la multinacional admite que las ventas de su antiviral crecieron un 203% en los seis primeros meses del año ante la expansión del virus de la nueva gripe.

La gripe porcina

En cualquier caso, ahí, aquí, está internet. Fiel reflejo de las tres direcciones: la conspiratoria, la alarmista y la tranquilizadora. Y ambas tres convergen y surgen y crecen y se reproducen víricamente los flujos de información y las herramientas para seguirlos.

A fecha de 31 de julio, la pandemia de gripe porcina causó 1.154 muertos en todo el mundo desde su aparición en marzo, la mayoría en América Latina, y afectó a 162.380 personas, según un balance difundido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La pandemia del virus de Gripe A (H1N1), declarada tal por la OMS el 11 de junio, alcanza ya a 168 países y territorios, según la organización.

En España, de momento, estamos ante unos 1.200 casos y 15 fallecidos, de un ¿virus imprevisible?, según el consejero vasco de Salud, Rafael Bengoa, si bien por lo que se sabe hasta ahora es menos grave que los virus gripales de cada año. Aunque su capacidad de contagio es mucho mayor, como se ha constatado desde su aparición en México.

En un solo fin de semana han muerto en Andalucía tres mujeres víctimas del virus de la gripe A, con lo que el número de fallecimientos por esta causa en nuestro país se eleva ya a 16.

Según la Consejería de Salud, todas las fallecidas padecían alguna patología previa, aunque en el caso de Nayat Eddahiri no se le había diagnosticado la hepatitis hasta el momento de su ingreso en el hospital sevillano de Valme.

El país más castigado, y uno de los primeros en donde se conoció la pandemia, es Estados Unidos, con 353 decesos, según la OMS.

Aunque el mundo mira hacia Argentina, el segundo con más fallecidos, que ahora está en pleno invierno. Hasta principios de este mes, la cifra ascendía a 337, duplicándose así los 165 muertos difundidos tan sólo hace dos semanas.

Menores de 49 años

A medida que se conocen las características de la nueva gripe se observa que tiene rasgos diferenciales con la común. Uno de ellos es que el H1N1 es un virus de fuera de temporada, pues en verano los casos de gripe común "son mínimos", como reconoce José María Molero, de la Sociedad Española de Medicina de Familia (Semfyc).

Tradicionalmente, el calor impide los contagios, algo que con la gripe A no está pasando. Pero, además, cada virus prefiere un grupo de población distinto: ancianos la común y jóvenes la gripe A. El 75% de las hospitalizaciones y el 60% de las muertes por este virus se dan en menores de 49 años.

Sánchez Bayle reitera que la nueva gripe está teniendo, "en principio, una virulencia y mortalidad bastante baja", por lo que insiste en que no hay que alarmarse. En este sentido, aseguró que se están tomando muchas medidas "por precaución", más que "por necesidad". Entre ellas, las puestas en marcha por algunas comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad.

En septiembre, quizá nos empecemos a comportar como nórdicos, y ya no besaremos en las dos mejillas ni daremos la mano o un abrazo a nuestros amigos y compañeros de trabajo. Aunque en Asturias, por ejemplo, el debate sea menos irónico de lo que parece. Si compartir el vaso de sidra o no.

Para reducir la posibilidad de contaminación, existe la "etiqueta respiratoria" que se resume en estornudar sobre el brazo y no sobre la mano si no tenemos un pañuelo de papel desechable y lavarnos las manos a continuación. Si esto último se hace, al menos, 10 veces al día, según los médicos, se reduce significativamente el riesgo de contagio.

El mensaje que se debe transmitir es: higiene respiratoria y lavado de manos frecuente. Es la vía elegida por todas las autoridades sanitarias mundiales.

El miedo se dispara

La directora general de la OMS, Margaret Chan, advierte de que lo peor de la pandemia de gripe A puede estar aún por llegar, y dijo que la comunidad internacional debe estar preparada para afrontarlo.

"Debemos prepararnos para una segunda, o incluso una tercera oleada del virus, como ha ocurrido en pandemias pasadas", aconsejó la responsable de la Organización Mundial de la Salud.

Pero, desde la red, sin negar la enfermedad, se insiste: estamos inmersos en la peor crisis económica desde 1929. Ya pocos analistas serios y realmente independientes dudan de que estemos ante una crisis sistémica y que nada volverá a ser como antes.

Muchos, incluso, aseguran que estamos ante un auténtico cambio de paradigma no sólo económico sino social y, atención, espiritual del que la fallida capitalista sería sólo una muestra de las muchas que están por venir.

Y, entre tanto, el miedo a la Gripe A se dispara. Veamos algunas referencias. Marc Siegel, especialista en gripe porcina y profesor de Medicina de la Universidad de Nueva York, afirma en una reciente entrevista que "esta gripe durará lo que dure en los informativos". Veremos.

Juan Carlos Rodríguez / ecodiario.eleconomista.es

10 Comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi no me parece que se haya sido excesivamente alarmista. Si fuera ásí se tendría que multar a las personas que estornudan o tosen en la calle o en el transporte público sin taparse la boca. Al que le parezca gracioso le recuerdo que hoy en día se multa en algunos Ayuntamientos hasta por tirar un chicle al suelo o porque tu perro haga sus necesidades en la vía pública sin recoger sus excrementos, ¿y ahora somos alarmistas con la gripe A?
¡Pero si apenas se están tomando medidas efectivas! Más bien campañas informativas y esperar a ver que pasa. Medidas efectivas hubieran sido cerrar a cal y canto las fronteras de Mexico y USA cuando empezó la pandemia y poner en cuarentena a todo el que llegara de esos países. Pero nada, eran más importantes los intereses económicos que impedir la expansión del virus. En España se hacía una encuesta a las personas que llegaban de esas zonas. Es para morirse de risa.
Tampoco se dice que los países más afectados por los contagios fueron el Reino Unido y España, precisamente los países que más viajes de Latinoamérica reciben (bien sea por turismo o inmigración). Pero claro, estas cosas no se pueden decir porque son políticamente incorrectas. A nadie se le puede impedir que viaje libremente pero sí se le puede poner en cuarentena o hacerle un reconocimiento exhaustivo si viene de países de riesgo. Vamos, que desde mi punto de vista, no ha habido una voluntad real de parar todo esto.

Me parece un poco frívolo el artículo aunque cita una gran diferencia con respecto a la gripe común y es que ataca sobre todo a adultos jóvenes. Una diferencia muy importante que a toda persona sana debería, por lo menos, interesar. Un 40% de los casos graves se dan en personas menos de 50 años y que anteriormente estaban sanas
¿Alguien se lo explica? Es algo completamente antinatural. La proporción de muertes por la gripe A es, hasta ahora, igual que la gripe estacional, pero fuera de toda lógica no mata ancianos con enfermedades previas sino a adultos jóvenes aunque estén sanos.
Creo que sólo por esta razón es para estar seriamente preocupados con el tema, porque estamos ante algo completamente nuevo.
Por supuestos que no hay que ser alarmistas (de momento) pero tampoco hacer como si aquí no pasara nada. Además, es normal que la OMS se fije en lo que sucedió con la pandemia de gripe española de 1.918 porque esta es muy parecida. También aquella atacaba sobre todo a adultos jóvenes y aunque la mortalidad era mucho más elevada, no olvidemos que comenzó con una cepa mucho menos agresiva que con el paso de los meses se convirtió en una pandemia mortífera con porcentajes de fallecimiento desconocidos hasta entonces de hasta el 2 y el 3%. Y sobre todo en los grupos de población que se supone más resistentes. Es la única de estas características que tenemos bien documentada. Parece lógico comparar ambas, sobre todo cuando esta nueva variedad del virus es muy parecida a aquella.
Creo que a cualquier padre le interesaría, cuando menos, que se hiciera un seguimiento exhaustivo de esta gripe por lo que pueda pasar.
Ojalá al final no sea nada y todos contentos

José Manuel dijo...

Felicito al articulista no ya por extenderse en la "teoría de la conspiración", en la que ni entro ni salgo, sino por ofrecer en los primeros párrafos una visión mucho más real del asunto de la que viene siendo habitual. Aunque la gente común no lo sepa, la palabra "pandemia" no tiene ninguna connotación de gravedad, sino tan sólo indica que una enfermedad infecciosa se extiende por más de tres regiones sanitarias a un tiempo. La malaria, por ejemplo, es una pandemia permanente. El que este virus gripal infecte preferentemente niños y jóvenes tiene una explicación perfectamente conocida, y no es nada dramático ni antinatural, simplemente hace falta que a la gente se le expliquen las razones. Por lo demás, la gripe mata, también, todos los años a jóvenes aparentemente sanos, aunque sean, como ahora, una baja proporción del total de muertos. Con respecto a las similitudes con la gripe del 18, ya dije algo ayer, y para documentarse mejor basta leer el artículo titulado "Understanding Influenza Backward", en el que los propios descubridores del virus del 18 ponen claramente en tela de juicio que se pretendan hacer tales comparaciones (JAMA. 2009;302(6):679-680 (doi:10.1001/jama.2009.1127). Precisamente se trata de que los padres, que se preocupan por sus niños, reciban una información veraz y libre de especulaciones, y lo sorprendente en este caso es que esa información especulativa y alarmista que domina el escenario provenga de la mismísima OMS. Y que insista en ella una vez que los australianos ya han mostrado claramente que Australia está viviendo una temporada de gripe absolutamente normal (Eurosurveillance 2009; 14:1-5.). Lo peor con vistas al otoño será el miedo, no lo duden.

José Manuel dijo...

Perdón, me he olvidado algo que no debe olvidarse. Se dice siempre que la gripe "común" prefiere a los ancianos, mientras que esta de ahora prefiere a los jóvenes. Simplemente, no es cierto, y además sería sorprendente que lo fuese. Tengo delante el número correspondiente a la semana 39 del Boletín Epidemiológico Semanal, a disposición pública en el Centro Nacional de Epidemiología, C/Sinesio Delgado, 6, Madrid. En él se analiza la temporada gripal 2008-2009 en España, antes de la gripe "nueva". Y se dice textualmente que "Los grupos de edad más afectados hasta la semana 03/2009 fueron los menores de 15 años (Figura 2)". En esa figura se ve que la incidencia de la gripe en mayores de 65 años fue algo menos de la mitad de la observada en los menores de esa edad, y menos de la tercera parte de la específica en menores de 4 años. ¿Por qué nos empeñamos en decir y repetir cosas sin contrastarlas con los datos reales? Aunque el tema sea diferente, el malogrado Michael Crichton lo explica muy bien en su polémica novela "Fear State" (Estado de Miedo), vale la pena leerla para acercarse mejor a lo que está sucediendo con la llamada "Gripe A".

Anónimo dijo...

Jose Manuel, soy el del post del principio.

Muy buen aportación aunque me gustaría añadir algunas cosas.

En primer lugar en ningún momento he dicho que para mi la palabra pandemia tenga una connotación de gravedad. Conozco perfectamente lo que es una pandemia y no me alarmo más o menos porque se use esa palabreja. Entiendo que no lo decías por mi comentario sino que hablabas en general, porque la gente escucha esa palabra y se echan las manos a la cabeza.

Me gustaría hacerte una pregunta.
¿Cual es la explicación "perfectamente conocida" de que este virus afecte sobre todo a adultos jóvenes? Me gustaría escucharla porque que yo sepa hasta ahora sólo existen teorías al respecto. Como me digas que es la cierta inmunidad adquirida en las gripes del sesenta y pico (no recuerdo la fecha) entonces apaga y vámonos.
Esa explicación no es nada satisfactoria y sólo demuestra que en en fondo los envestigadores no tienen ni idea de la verdadera razón, sólo es una teoría con muchas voces discrepantes. Quizás ahí está el problema, que en realidad no se sabe lo suficiente de esta nueva gripe.
Por último dices "Precisamente se trata de que los padres, que se preocupan por sus niños, reciban una información veraz y libre de especulaciones, y lo sorprendente en este caso es que esa información especulativa y alarmista que domina el escenario provenga de la mismísima OMS. "
No estoy de acuerdo con este párrafo pero respeto tu opinión. Desde mi punto de vista la OMS no está siendo nada alarmista.

Además añades "y que insista en ella una vez que los australianos ya han mostrado claramente que Australia está viviendo una temporada de gripe absolutamente normal". Conozco el artículo de Eurosurveillance que citas. Y yo te respondo ¿Y qué?
Ya sabemos que de momento (repito "DE MOMENTO"), esta gripe evoluciona como una gripe normal y ojalá siga así. Lo que todo el mundo teme es que se produzca la mutación del virus a una cepa mucho más agresiva o que incluso se combien con el H5N1 este invierno o el siguiente con resultados impredecibles. Una probabilidad "remota" segun algunos pero posible.
¿No te parece razón suficiente para estar muy atentos? En el artículo anterior la presidenta de la OMS lo explica perfectamente.

Y repito, ojalá tengas razón y los alarmistas estén equivocados. Nada me gustaría más.

Anónimo dijo...

Cuando digo afecta más a adultos jóvenes lógicamente me refería a los casos que degeneran a graves.
¿También en la gripe común los casos graves se producen mayoritariamente entre los adultos jóvenes?
Si me lo demuestras retiro todo lo dicho y te doy la razón

Anónimo dijo...

Perdón quise decir sque si el porcentaje de casos graves en adultos jóvenes, que anteriormente estaban sanos, es superior en la gripe A que en la gripe común, y cuánta es la diferencia.
Esto de tener bloqueados los comentarios es un coñazo, perdona que te diga...

Paco Gil dijo...

Quiero pediros disculpas por tener activada la Moderación de Comentarios, pero si no es así se produce una puerta abierta importante al spam y a los comentarios indeseables y sin relación alguna al tema del blog.

José Manuel dijo...

Hola Anónimo, gracias por tus comentarios. Mi respuesta tiene que ser un poco larga, pero no queda otra. Voy por partes.
1. Nuestro sistema inmune es poco eficaz para evitar que los virus de la gripe nos infecten, por eso sufrimos la enfermedad varias veces a lo largo de la vida. Sin embargo, resulta mucho más eficaz frente a los que pertenecen al subtipo que nos infectó por primera vez en la vida, lo que suele suceder antes de los 5 años de edad en el 99,9% de las personas. Este fenómeno es bien conocido, y se le conoce como "inmunidad de pecado original" ("original sin immunity"); y no es una teoría, sino un hecho perfectamente aceptado por la comunidad científica. Entre 1918 y 1957, circularon exclusivamente virus pertenecientes al subtipo H1N1, derivados del que produjo la pandemia del 18. Por eso, todos los que tenemos más de, aproximadamente, 50 años disfrutamos de una inmunidad especialmente sólida frente a dicho subtipo, que es al que pertenece esta llamada (de forma tan poco específica) "gripe A". Es por eso que los casos de gripe que está produciendo este virus suceden mayoritariamente en niños y jóvenes. Además, el subtipo H1N1, que reapareció misteriosamente a principios de los 80, ha co-circulado con H3N2 en los últimos 25 años, y ha sido el subtipo mayoritario desde 2006. Por tanto, también hay una cierta proporción de menores de 50 años que gozan de "inmunidad de pecado original" frente a este subtipo. Como ves, la situación real de la inmunidad en la población no es, ni de lejos, tan mala como se ha insinuado (y digo insinuado porque una de las características de las declaraciones de la OMS al respecto ha sido una impropia vaguedad que yo nunca había visto antes).

José Manuel dijo...

(Continuación)
2. Absolutamente todos los especialistas han estado de acuerdo desde el primer momento en que lo que fuese a suceder en el hemisferio Sur sería clave para predecir lo que fuese a pasar aquí en el otoño-invierno. Los datos de Australia son meridianamente claros, y a eso no se puede contestar ¿y qué?, simplemente no es sensato.
3. La mutación y el reordenamiento de genes están en la base del mecanismo de supervivencia del virus de la gripe como especie. Decir que una cepa de virus de la gripe puede mutar o intercambiar genes con otra es, simplemente, una obviedad, una perogrullada. Este virus puede cambiar para hacerse más patógeno (¿o por qué no menos?) exactamente igual, y con la misma probabilidad, que cualquier otro virus de la gripe. Igualmente, podría intercambiar genes con el virus aviar H5N1 con la misma probabilidad que podrían haberlo hecho las cepas H3N1 y H1N1 que han circulado en los últimos 30 años. Si conoces alguna razón para que estos supuestamente catastróficos eventos sean más probables con este llamado "virus de la gripe A" de ahora, por favor, díme dónde puedo documentarme sobre ello. Así pués, no hay nada en esas especulaciones que me induzca a estar más atento al asunto de lo que lo podía estar hace un año. Está bien que se especule con eso en el ámbito de los especialistas, pero la OMS no puede en modo alguno trasladar esas especulaciones a los ciudadanos. Es un gravísimo error, y pienso que su equipo directivo debería ser cesado por haberlo hecho.
4. Los casos graves se producen mayoritariamente en jóvenes porque el total de casos corresponde mayoritariamente a jóvenes, ni más ni menos. Por fortuna, los ancianos (que son los más proclives a morir por gripe) están especialmente bien protegidos frente a este virus, así que la mortalidad total que se asocie a él será más baja de la habitual en la gripe. El recuento individualizado de casos confirmados a escala mundial terminó, por decisión de la OMS, a finales de Junio. Se cerró con 70.837 casos y 311 muertos, lo que supone una tasa del 0,44%. Esa tasa corresponde a infecciones que se produjeron, muy mayoritariamente, en niños y jóvenes. El rango de tasas de mortalidad para las temporadas 1983-2002 en España fue de 0,6 a 1,2%. Como ves, las cifras (no las especulaciones ni las estimaciones a bulto) me dan la razón. No hay un solo dato que justifique decir que este "nuevo" virus produzca una tasa específica de ingreso hospitalario o de muerte en jóvenes significativamente superior a las habituales. Si conoces datos que demuestren lo contrario (digo datos, no declaraciones solemnes a los medios de comunicación), por favor, pásamelos.
Espero poder continuar charlando contigo. Si quieres que te pase algunos datos, dame un e-mail y te los pasaré encantado.

Anónimo dijo...

Jose Manuel, puntualizar un par de cosas.

1) Por tu post da la sensación que yo soy el alarmista y tú el "sensato". En mi primera intervención dije esto:
Por supuestos que no hay que ser alarmistas (de momento) pero tampoco hacer como si aquí no pasara nada."
Creo que lo dejé bien claro. No soy alarmista aunque opino como la OMS que tenemos que estar muy pendientes de esta nueva cepa. Entiendo tu postura porque hasta el momento no hay datos objetivos para ser alarmistas pero es que da la casualidad que yo la comparto.

2)Respecto a este párrafo tuyo:
"Este virus puede cambiar para hacerse más patógeno (¿o por qué no menos?) exactamente igual, y con la misma probabilidad, que cualquier otro virus de la gripe. Igualmente, podría intercambiar genes con el virus aviar H5N1 con la misma probabilidad que podrían haberlo hecho las cepas H3N1 y H1N1 que han circulado en los últimos 30 años. Si conoces alguna razón para que estos supuestamente catastróficos eventos sean más probables con este llamado "virus de la gripe A" de ahora, por favor, díme dónde puedo documentarme sobre ello."

En primer lugar comentarte que ciertos comentarios sobran. Puedes estar de acuerdo conmigo, incluso discutir razonablemente, pero opino que las ironías están de más en cualquier debate(lo digo con el mayor de los respetos).
Supongo que eres o eras facultativo y estás acostumbrado a ese tipo de debates, muy comunes en Medicina pero no es mi caso. Para que se me entienda, lo de facultativo no lo digo por tus conocimientos sino por otra faceta que prefiero no comentar aquí porque nada tiene que ver con el debate pero que estaré igual de encantado que tú en decírtela personalmente si me dejas tu correo. Las ironías no me gustan pero era por usar la misma moneda.

Por supuesto que el virus puede mutar y hacerse menos patógeno pero en ese caso, casi con toda probabilidad, no lo sabremos en mucho tiempo, quizás en años porque no infectará a gran número de personas.
Jose Manuel, la otra opción (la de la mutación a una cepa más virulenta) es simple selección natural ¿Recuerdas a Darwin y la supervivencia de los más aptos? (otra ironía) Es un evento igual de probable que el resto pero las hipotéticas variedades más patógenas y contagiosas son las que se extenderán inmediatamente con consecuencias impredecibles y sólo por eso es razón suficiente para no bajar la guardia.

Repito, no hay que ser alarmistas pero tampoco entonar el "aquí no pasa nada". Por otro lado me cuesta creer tanto alarmismo injustificado de la OMS. Creo que han pasado de una fase de alarmismo general, seguramente para intentar evitar la pandemia ya que apenas se sabía nada de este nuevo virus, a otra fase con comentarios mucho más moderados, aunque algunos opinen lo contrario.

3) Mira, me comprometo a hacer una cosa. Me encantaría que tuvieras razón así que si en el plazo de 1 año aproximadamente (seguramente menos tiempo)sucede lo que tu has dicho, vuelvo por aquí y me disculpo públicamente. Ojalá no pase nada, te lo digo con toda sinceridad. Si así fuera estaré encantado de disculparme.
Si es el caso contrario, ¿tú que harás?

Seguidores

CC 2.5 Nueva Gripe A H1N1.   ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP