sábado, 12 de septiembre de 2009

La vida es la principal causa de la muerte

La vida es la principal causa de la muerteCada año mueren en el mundo dos millones de personas víctimas de la malaria que se podría prevenir con un mosquitero; dos millones de niños mueren de diarrea que se podría curar con un suero de apenas unos céntimos de euro; sarampión, neumonía, y enfermedades curables con baratas vacunas, provocan la muerte de diez millones de personas en el mundo cada año… sin embargo, los informativos o la gente de a pie dice poco o nada de ello. Pero hace algunos años, cuando apareció la fiebre aviar los informativos se llenaron de noticias y señales de alarma ¡una epidemia, una pandemia! No obstante esa gripe sólo provocó la muerte de 250 personas en todo el mundo y durante ¡diez años! Pero ¿por qué se armó tanto revuelo por esos pollos? Pues porque detrás de ellos había un gallo grande. Y hasta aquí puedo reproducirles a ustedes parte de la información de un mismo correo electrónico que he recibido repetidas veces desde distintas direcciones. No puedo seguir porque, probablemente, expondría a mi periódico o a mí misma a una demanda por «difamación» por parte de los presuntos citados en el correo.

El gallo al que se refiere esa información, que circula a toda pastilla por Internet, es uno de los más grandes laboratorios farmacéuticos. Un laboratorio al que «supuestamente» le viene de perlas que enfermemos en masa y que, aunque no tenga capacidad para abastecer todas las necesidades mundiales, se niega a que empresas especializadas en genéricos reproduzcan el medicamento.

Ahora estamos acongojados por la nueva ¿pandemia? de gripe porcina. Pero si escuchamos bien las noticias podemos ver que detrás de cada una de las muertes ocurridas se encuentran otra serie de problemas, enfermedades y complicaciones de los fallecidos. Evidentemente, no podemos negar que es un peligro, pero no menos que una tuberculosis que puede ser contagiada por un solo enfermo a un montón de sanos, un sida, la propia gripe común que mata cada año a medio millón de personas, o cualesquiera de las enfermedades contagiosas que pululan por este más acá dispuestas a enviarnos, en cualquier momento, al más allá.

No sé a ustedes, pero a mí me generan bastante angustia las alarmas, sobre todo, si se refieren a males del primer mundo cuando existe un segundo y un tercero en el que caen como moscas seres humanos a causa de nimiedades fácilmente curables. Quizá con tanto pavor centrado en no contagiarnos, cosa que está muy bien, se consigue distraer la atención de aquello de lo que sí estamos contagiados: la crisis económica, los parados, los conflictos bélicos, la mala educación, la falta de valores, la mierda de leyes que protegen a los menores asesinos pero no a sus víctimas, aunque también sean menores o mayores, la vergüenza ajena por muchos de los políticos que tenemos escupiendo el virus de la mentira, de la estupidez, de la ineptitud, del aferramiento a sus cargos…

Hace unos días escuché que un buen número de padres ha permitido que sus hijos sean cobayas humanas para experimentar en ellos la vacuna contra la gripe A. Muchos de mis amigos ya no se saludan con un abrazo o dándose la mano. Los niños han entrado en los colegios y guarderías con la lección aprendida de no tocarse y lavarse las manos a cada momento. En la iglesias ya no se da la paz, vamos, ya no se pide que se den la mano como signo de deseo de paz. En las oficinas cuando alguien tose, quienes están cerca ponen distancia a toda velocidad.

Probablemente, no nos hemos enterado todavía de que hay enfermedades del alma que matan, que se transmiten por las miradas y ante las que no es posible prevención alguna, o, que la mayor causa de mortandad, es la propia vida.

ANA MARÍA TOMÁS / laverdad.es

2 Comentarios:

VAGELISA dijo...

ASÍ ES...PIENSO IGUAL!
UN SALUDO

Marián dijo...

Muy buena la reflexión. Lo peor de todo no es que se muera tanta gente en el "tercer mundo" de enfermedades fáclmente curables, lo peor es que ni nos preocupa. Sólo nos alarmamos cuando nos hacen pensar que nos puede pasar a nosotros.

Seguidores

CC 2.5 Nueva Gripe A H1N1.   ©Template Blogger Elegance by Dicas Blogger.

TOP